8 dic. 2008

40 aniversario del White Album de Beatles

Ya hace un par de semanas que se cumplieron cuarenta años desde que el mundo conoció The White Album (su nombre oficial fue The Beatles) de 'los Beatles'; aquel día de Noviembre de 1968 comenzó el final de la (probablemente) mejor banda de todos los tiempos. Y es que 'El Álbum Blanco' no solo es uno de los mejores LPs de la historia o el más vendido de Beatles en Estados Unidos, también esconde truculentas historias bajo ese doble vinilo. Como las mejores obras de arte, The White Album encontraba obstáculos por momentos; le pasó a Coppola con Apocalypse Now y le pasó a The Beatles con este LP. 'Los Beatles' respondieron acorde a la genialidad lírica de McCartney-Lennon y los sonidos mágicos que desprendían los cuatro juntos. El 'Álbum Blanco' no fue un trabajo en equipo, cada uno hizo lo que le vino en gana, la lucha de egos era una constante en Abbey Road Studios, de ahí que se antojara difícil que saliera un disco en condiciones.

1968: Para cuando los "liverpulianos" empezaban a componer las primeras canciones en una temporada de meditación que se tomaron en la India, en París estallaba la Revolución de Mayo. Vietnam ya era blanco de las reflexiones de Lennon, su visión crítica del mundo se reflejó en temas como Revolution 1 o Revolution 9 que darían paso a una serie de canciones políticas años después. El black power se hacía oir en las Olimpiadas de México fruto de una sociedad norteamericana que vivía en permanente protesta contra su gobierno y donde fueron asesinadas dos figuras que invitaban a la esperanza, Bobby Kennedy y M.Luther King. Y El ejército soviético marchaba sobre Praga. En ese contexto de convulsión mundial que fue el año 1968 está The White Album, no sólo por lo que condicionó su composición, sino también porque será recordado como una influencia socio-cultural.

En el retiro espiritual en India de la Primavera del 68, Lennon y McCartney compusieron la mayoría de las piezas. Dejaron el país asiático por separado, con rumores de disputas y Mia Farrow de por medio que les había acompañado en las teóricas meditaciones trascendentales; la canción Sexy Sadie es fruto de aquello. En casa, la grabación en los estudios Abbey Road fue como andar sobre brasas. George Martin se metió en las labores de producción para pronto irse repentinamente de vacaciones y dejarle 'el marrón' a Chris Thomas. El propio Martin calificó aquello de sesiones inaguantables, faltas de inspiración e imposibles para crear un disco por la lucha de egos; la cohesión del cuarteto era sólida hasta la muerte del eterno manager, Brian Epstein, el año anterior. Ringo Starr abandonando las sesiones de grabación en un intento de llamar la atención ante su poco protagonismo, Lennon y McCartney grabando por su cuenta con diferentes técnicos, el fuego estaba encendido y propagándose, además la nueva novia de Lennon, una joven artista llamada Yoko Ono, influía de una manera en John que no gustaba a Paul, Ringo y George.

The Beatles, noveno álbum de estudio de los de Liverpool tras el brillante Sgt.Pepper's Lonely Hearts Club Band y antesala de Yellow Submarine, vio la luz el 22 de Noviembre de 1968 tras ocho meses que supusieron el cambio de vía de un tren que se dirigía a una disolución que se produjo dos años más tarde. Músicalmente es un legado para la posteridad del talento como compositores de Lennon, McCartney y Harrison, y un bufet de sonidos bajo la batuta inconfundible del cuarteto. El clásico Back in the U.S.S.R, While my guitar gently weeps donde participa Eric Clapton, auténticas baladas como Blackbird o Cry baby cry, Piggies, una de las piezas escritas por Harrison , I will, Julia, un tema que hace referencia a la madre de Lennon...The White Album: el principio del fin.
Os dejo con Get back, del último álbum juntos, Let it be, en una azotea en Londres: