2 dic. 2008

White Rabbits. Invitación al manicomio

Que Brooklyn está produciendo una hornada de bandas de gran calidad no es ningún secreto. Escribí un artículo antes de verano sobre esto, y la cantidad de grupetes buenos con los que me encontré no cabían en esas cuatro páginas. Así que se me quedaron muchos en el tintero, como White Rabbits, originarios de Missouri pero con unos sonidos con sello del otro lado del East River.

No he podido confirmar nada pero supongo que el nombre lo han tomado de la canción de Jefferson Airplane, White Rabbit, que marcó el verano del amor (1967) y resulta una verdadera experiencia psicodélica, es decir, que la escribieron bajo cantidades ingentes de LSD. Aunque las melodías de los Rabbits no se acercan a Jefferson, sí que tienen ese estilo extra-sensorial añadido por un toque tropical-caribeño (calipso como dicen ellos) y una atmósfera de bar sureño. Total que queda un mejunje que ahora te aclaro. Antes, este tema, Kid on my shoulders:

Se nota que los tíos han vivido cerca de Saint Louis, hay una sombra de piano honky tonk en el anterior tema, en Dinner party y ramalazos en otras canciones. Ahora toca hablar de los ingredientes modernos: primero, que se unen al gran pastel indie de bandas numerosas (son 6), por lo que...más instrumentos, y en particular, dos baterías que son los sherpas del ritmo de cada pieza. Y segundo, la estética Clap Your Hands Say Yeah, "new york, new york 100%", tempos variados, guitarras que te vuelven loco, y voces de hilo fino, sin olvidar cierto aroma a new wave. Como veis la eclecticidad de armonías es una característica que dominan; todos esos sonidos se conjugan para volverte loco y hacer de Fort Nightly, su primer LP, música fuera de los límites de la cordura. Su myspace, y este es su primer single, The Plot:

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ya te lo dije yo hace tiempo que eran muy buenos estos White Rabbits, la de Kid on my shoulders es tremenda!