6 ene. 2009

2009 a priori

Inauguramos el blog en el nuevo año (tras un descanso vacacional) en unas fechas donde la actividad en la industria está algo parada, también en lo que se refiere a conciertos, y calienta motores para lo que será otro año plagado de buenos y malos álbums, gratas sorpresas, bandas emergentes, polémicas, reuniones, festivales, festivales y más festivales, y un sinfín de chorradas...Intentaremos mantener nuestro juicio musical dentro de la poca cordura que tiene la propia música...y nosotros mismos.

Aquello de que los grandes grupos pasaban de España se acabó. Oasis, Kaiser Chiefs y Kings of Leon en Febrero, The Killers en Marzo, Franz Ferdinand en Abril, eso de aperitivo, y Coldplay ya en el lejano Septiembre. Lo de Kings of Leon y Kaiser Chiefs se antoja complicado, pues el Ayuntamiento de Madrid no tiene intención de abrir La Riviera a corto plazo y sí seguir agujereando la ciudad como un queso gruyere. Los primeros afectados serán aquellos que mantuvieron la esperanza en que los conciertos de Ivan Ferreiro se celebrarían el 9 y 10 de Enero. Que la madre patria sea uno de los puntos de paso de estas grandes comitivas es de agedecer, pero yo, por mi parte, he renunciado a desembolsar las cantidades monetarias que me piden por bandas que considero que no tienen tanto cuajo y, como el caso de Kaiser Chiefs, me parecen inventos de la NME. Solo asisteré a Oasis, primero porque soy virgen de ver a los Gallagher, y segundo, porque son los jodidos reyes de ese concepto, comercialmente deformado hoy, llamado rock'n'roll.

Hablando de inventos de la industria, que me diga la gente que irá al FIB por Kings of Leon y Franz Ferdinand provoca en mí una especie de sarpullido musical debido al desprecio que se muestra a Paul Weller. Estos tres son las primeras confirmaciones de un Benicassim que huele tan bien como ese bizcocho que emerge en el horno. Se habla de The Killers, se habla de Blur, a los que espero con impaciencia con su reciente reunión, y descartaría a Oasis que ya dijo que este año se dedicaría a una gira de macro-conciertos en estadios de fútbol. El cuarteto de Manchester volverá a estar a pie del cañon después de provocar noticias y noticias en 2008, y es que los Gallagher han pasado de ser agredidos en el escenario como Noel a decir que se pusieron bien finos la nariz en el baño de la Reina de Inglaterra, pasando por el comentario despectivo a la ópera china de Damon Albarn (líder de Blur), y un sinfin de insultos a Kaiser Chiefs, Coldplay...Por cierto, que en cuanto a festivales, el Summercase tiene sus horas contadas; básicamente, Sinnamon puso el reloj de auto-destrucción ya en Julio pasado cuando volvió a tropezarse por tercera vez con la misma piedra. Si se celebra, olvidaos de algo grande. De todas maneras para festivales de calidad, el Primavera Sound que ya apunta maneras con My Bloody Valentine, Spiritualized, y una propuesta interesante, Kitty, Daisy and Lewis. Fuera, las dos mejores propuestas posibles si no notais la crisis, Coachella en California y Glastonbury en Inglaterra. En este último está confirmado en el line-up, Blur, Coldplay y Neil Young, más los rumores de ¿¿¿Kanye West??? (el año pasado estuvo Jay-Z), Arctic Monkeys o Madness.

En cuanto a álbums hay mucho, mucho y mucho. Animal Collective y su laboratorio de sonidos es de lo más esperado; Mando Diao que apunta a los ritmos danceros, sí, has oído bien; Franz Ferdinand y un poco más de lo mismo de bailar y promoción lanzada como napal; hablando de los Gallagher (volvemos a ellos), dicen que tienen otro disco hecho y quiere cada uno empezar sus proyectos en solitario, veremos en que queda la berborrea de los hermanos; Arctic Monkeys va a por su tercero, ese tercero en que se quedó The Strokes. Mientras Julian Casablancas inauguraba restaurantes y hacia anuncios, los otros cuatro se han dedicado a proyectos paralelos; parece que los neoyorquinos se meten en el estudio para grabar de nuevo. Probablemente, el álbum que más espero es el de Kasabian, una banda que me parece tremendamente demoledora sobre el escenario. También verán la luz nuevos discos de viejas glorias como U2 -de los que me ahorro el comentario pues ya estoy soltando hoy por todos lados-, Depeche Mode, Pet Shop Boys y Morrissey. En cuanto a lo que recogo por declaraciones de sus miembros (aunque pueden ser manejos comerciales) Muse, Placebo y Happy Mondays apuntan a nuevo largo, Pete Doherty parece que empieza su carrera en solitario, y Ben Gibbard retoma su proyecto paralelo, The Postal Service.

Y en cuanto a nuevas propuestas, esas bandas emergentes, puedo deciros que iremos añadiendo poco a poco lo que descubramos (o ya hemos descubierto). Como primer plato os dejé a Passion Pit desde Boston; Red Light Company una mezcla de Arcade Fire y Editors, Florence and The Machine; White Lies, los Killers ingleses aunque los Killers ya sean muy ingleses. Sin duda seguiremos sufriendo la ola synth-pop o dance-rock, ponerle la etiqueta que querais que viene desde las islas británicas. En cuanto al panorama patrio vuelven a surgir proyectos interesantes como Templeton que os recordarán a los primeros Planetas; JF Sebastian, otra implicación en sonidos folk; y Hola a todo el mundo, que sacará disco y ya hablamos de ellos.

No hay comentarios: