6 abr. 2009

Kurt Cobain. 15 años de su muerte


El Club de los 27: Jimi Hendrix, Janis Joplin, Jim Morrison, Brian Jones, Kurt Cobain, Richey James, Ron Mckerman, todo ellos fueron estrellas del rock que murieron a los 27 años. Mera anécdota, sí, porque otros murieron antes de esa edad, como Buddy Holly o Sid Vicious, y otros después.

Hagamos blogerismo mainstream por un momento, pues no se comenta otra cosa estos días que el decimoquinto aniversario de la muerte del líder de Nirvana. Sin embargo, escribamos esto diferente, como siempre, dejémonos de obituarios póstumos, alabanzas al mito y repasos de su vida. Ya sabemos la depresión que estaba sufriendo Kurt, su adicción a las drogas y el terrible remordimiento de conciencia que sufría por el éxito de su banda. Pero, ¿qué es lo que se pasó por su cerebro para volarse la cabeza? (aunque también hay teorías conspirativas que hablan de que fue mandado asesinar por Courtney Love).

Pongamos que eres Cobain. Padres jóvenes divorciados desde que eras pequeño, te empieza a gustar la música y eres un fanático del punk-rock. Vives cerca de Seattle, en el estado de Washington, donde hubo un tremendo panorama musical en los '60 (The Sonics, The Kingsmen). Empiezas a tocar con un amigo llamado Krist Novoselic. Sacas un primer disco llamado Bleach con una compañía independiente. El álbum no cuesta más de 600 pavos; a ti te gusta, y tienes unas ideas muy claras de lo que quieres para la música, eres algo idealista y estás enfadado con todo, lo que se refleja en tus letras. Tras Bleach fichas por una discográfica grande. Ya notas como quieren hacer ellos las cosas, a su manera, no te gusta, aún así sacas un discazo, uno de los mejores de la historia, Nevermind, y empiezas a darte cuenta de todo lo que se te viene encima. Se ha creado una cultura juvenil ( el grunge) de la que tu banda es la abanderada, tu canción Smells Like Teen Spirit la desgastan en la radio y en la MTV. Es el principio del fin.

El resto de la historia es conocida: Kurt conoce a Courtney, tienen una hija. Kurt no aguanta que su música sea un instrumento comercial. Kurt no disfruta ya haciendo música. Kurt se intenta suicidad en Roma. Kurt se intenta rehabilitar de las drogas. Kurt se acaba suicidando en Abril de 1994.
Algunos pensarán que es un suicidio justificado, eres una estrella del rock, tu cabeza no funciona bien tanto porque esta innato en ti como por las drogas y el alcohol, la locura te lleva a quitarte la vida. Pero Kurt Cobain meditó su suicidio, no fue cuestión de un calentón que le dio, él no vio otra salida, sentía que no podía apaciguar su conciencia. Le hacía daño a los oídos ver lo que habían hecho con su música, ni siquiera quería seguir tocando, la pasión de su vida. ¿Comprendible? Cada uno tiene su juicio.

Desde luego no se le pasó por la cabeza aislarse del mundo en una casita en las montañas en "a tomar por culo". Además, vista la mitificación en la que se ha convertido su personaje, creo que este hombre, allá donde esté, se suicida a diario, seguirá siendo una persona atormentada por el aparato comercial; chorrimierdas como el jerseicito de rayas incluida.

Os dejo con, para mi, la mejor canción de Nirvana, y quizás una de las más violentas: Viólame, viólame/ódiame/hazlo, hazlo otra vez/desperdíciame escribió.

2 comentarios:

~itziar~ dijo...

Waa! qué decir de Kurt! fue y es muy grande... y pese a que yo y el grunge no congeniemos del todo bien, Nirvana y yo sí que nos llevamos bastante bien!

Saludos!

DaniGarcia dijo...

demasiado de refilon me pillo por la edad