2 jun. 2009

ROCK'N'ROLL!!!!!


Películas donde hay buena música, películas donde la música es la protagonista, pero, ¿películas donde se retrate la esencia de la música? Radio Encubierta ha dado con la fórmula para ofrecer dos horas de clásicos de la música de esos finales de los '60 revolucionarios donde la mentalidad de los jóvenes era un dolor de muelas ideológico para los gobiernos occidentales. Con un escenario histórico inigualable y la época dorada del pop británico inundando las emisoras de medio mundo, la estirada jerarquía política inglesa intentó hacer lo que hacen todos los gobiernos (también los democráticos) cuando ven atacados sus ideales conservadores: ahogar las ideas libre-pensadoras de los jóvenes. La música incitaba a ello.

Con la dosificada aportación de humor de las islas británicas del que está detrás el guionista de Cuatro bodas y un funeral o Nothing Hill, esta comedia traspasa la línea de pasar un rato agradable viendo una historia de varios tíos como pinchaban música para toda Gran Bretaña, en lo que sellamaba 'radio pirata'. Es una conexión con esa batidora de sensaciones que se producen en tu cerebro y tu estómago cuando escuchas una gran pieza, cuando la haces llegar a una audiencia, cuando explicas los ideales con la música y no con la palabra. "Por mucho que los gobiernos opriman siempre habrá jóvenes dispuestos a crear composiciones", dice 'El Conde', el personaje de Philip Seymour Hoffman.
En nuestros días no nos enfrentamos a una opresión hacia la libertad humana que da la música. Simplemente, el comercialismo que sí que se ha permitido se ha abierto paso para monopolizar la sociedad hasta el punto de que sea domable y no proteste; es la mecánica que ha utilizado el capitalismo desde las revoluciones de los '60, la cultura de masas en la que estamos ahogados.

Lejos de las reflexiones ideológicas en este mundo en el que estamos conducidos, he aquí una lista de algunos de los temas que salen en la peli: solomillo de los años sesenta.
All The Day and All of the Night de The Kinks para abrir boca en la película y ajetrear las neuronas, Wouldn't Be Nice de The Beach Boys de cierre feliz, Ooo Baby Baby de Smoked Robinson, My Generation de The Who, Hi Ho Silver Lining de Jeff Beck, I Can See For Miles de The Who, I'm Alive de The Hollies, I Feel Free de Cream y nunca mejor dicho para bautizar el sentimiento que busca el film, The Wind Cries Mary de Hendrix, Let's Dance de Bowie. Algunos ejemplos.

Para descargar y ver aquí.

No hay comentarios: