16 ago. 2009

Vampiros de la noche

Delorean y Mendetz. Dos bandas con dos discos recién horneados este año que disfrutan de una crítica que les alaba por su tralleras sintonías noctámbulas con el sello barcelonés de los clubs. Los primeros, catapultados a la popularidad en Estados Unidos gracias a algún redactor lumbreras de Pitchfork que, probablemente, en sus vacaciones descubrió que en Europa sabemos enarbolar armonías de catársis nocturna. Los segundos, estandartes del techno-rock en su versión más extrema, la que pone los sentidos al límite como nos demostraron en El Día de la Música en Madrid.



No hay comentarios: