10 may. 2009

"Man on Wire": Un deseo que llegó a ser realidad


Más arriba sólo quedaba el cielo de la ciudad de Nueva York, hacia abajo las personas eran como puntos y los coches del tamaño de las comas; por delante tenía dos cosas: La cumbre de una de las dos torres más altas construídas hasta la fecha y el reto personal que marcaría toda su vida. Todo esto no tendría la mayor importancia si no se mencionara que bajo sus pies, el único soporte existente era un cable de acero.
Esta introducción podría ser perfectamente la de un relato de ciencia ficción o fantasía, si no fuera porque la película-documental "Man on Wire", dio a conocer la historia y la figura de el hombre que un día desafió las leyes de la Gravedad cruzando en un cable las Torres Gemelas del World Trade Center.

La cinta nos muestra en primera persona una historia que comienza con ese primer deseo infantil de conquistar las alturas que todos hemos tenido, para continuar con el seguimiento paso a paso de los proyectos de un joven funambulista parisino que un día soñó con llegar a lo más alto y lo consiguió.
Después de ver este documental no he podido evitar que me asaltara la duda de si cualquiera de nosotros estaría dispuesto a poner en riesgo nuestra vida por un reto personal... Según Philippe Petit, el protagonista de esta hazaña, cuando un deseo puede desafiar a la muerte, se convierte en un verdadero reto. Precisamente esa sensación de sentir el vacío bajo sus pies, el saber que un milímetro equivocado podría llevarle al otro mundo, el poder estar donde nadie había estado hasta ese momento era la mayor recompensa para este joven, aún sabiendo que cada azaña era echar un pulso a la muerte.

Es muy emocionante ver como mucha gente q apenas le conocía le ayudó a llevar a cabo su objetivo, como muchos amigos estuvieron a su lado a pesar de saber que podían estar ayudándole a morir, como todo estaba en su contra y sin embargo consiguió su sueño... La conclusión más importante que he sacado de esta película es sin duda que la lucha personal es la fuerza que mueve todo.

No hay comentarios: