5 dic. 2008

We are Standard: ¡Noctámbulos!

------------------------
O antes conocidos como Standard, ayer tocaron en la Sala Heineken ante la frialdad de un público madrileño que no se adaptó al rock de baile de los de Bilbao. Y es que los sonidos de los vascos respiran más de Inglaterra en su segundo disco, y ¡ojo! no es un rock-dance como he leído en algunos sitios, es un rock para bailar y en ello me insistía Deu Txakartegi -vocalista y guitarra- en una entrevista que le hice hace un par de meses. Ese ambiente brit que le ha dado Andy Gill en la producción creo que es la principal pega para que la audiencia madrileña no conecte (ni conectara ayer) con el esfuerzo de We are Standard. Aqui, en Madrid, para llenar la sala Heineken con una banda medianamente nueva, tiene que venir de fuera y precedida de mucha (y mucha) promoción. No somos Barcelona.

Digo medianamente nueva porque para quien no les conozcan, Standard ganó el Proyecto Demo en 2005 y es de esas bandas, como El Columpio Asesino, que han tirado para delante impulsada por esta necesaria iniciativa organizada por Maraworld. Su segundo homónimo álbum es un LP bien elaborado, con arreglos electrónicos que te introducen en una atmósfera de baile, incluso con ciertos toques soul, y desde luego, miran de frente a los ojos del pop para perder los complejos del anterior disco; son las ventajas de producir con Andy Gill y en Inglaterra. Vivo ejemplo es The Last Time, el primer sencillo de este recién estrenado álbum, lo tiene todo para ser un rompe-pistas, sobre todo por el "uuuuhuuu" tan ochentero. Un largo de nueve piezas que sigue una línea muy regular, donde es díficil destacar un tema sobre otro, todos de etiqueta noctámbula. El que más me gusta es Don't let the children play around:
Dont Let The Children Play Around - We Are Standard

El single The Last Time es el remix que hizo Arthur Baker (conocido por su trabajo con New Order). No sé si el video quieren pomocionarlo en EE.UU, donde han tocado alguna que otra vez, pero dudo que se lo acepten:




No hay comentarios: