2 feb. 2009

Reflexiones sobre Bruce, Sid Vicious y el FIB

Tienen la misma relación que el tocino con la velocidad: Bruce Springsteen, Sid Vicious y el Festival Internacional de Benicassim.

Con la tontería de tragarme la Superbowl todos los años (que le voy hacer, soy así de raro y me gusta el futbol americano) ayer vi a The Boss y a su The E Street Band por ahí en el descanso marcándose un espectáculo, nunca mejor dicho, "a la americana". Una parafernalia comercial muy propia del viejo Bruce, que no llega a ser ni un calco del Springsteen de los '80. Anda vagando dando tumbos músicalmente, y al mismo tiempo, vendiendo como churros a aquellos compatriotas cuyo hemisferio izquierdo del cerebro se ha paralizado (y a Manel Fuentes, que vocifera su pasión y amistad con The Boss). Que la actuación del descanso de la Superbowl es mera voluptuosidad se sabe, todo menos música = solo espectáculo. Más que nada ver a Bruce ayer me recordó ese nuevo álbum que acaba de sacar que se repite tanto como el cocido en domingo.

Hablando de mierda, hoy hace treinta años que Sid Vicious murió. Quien necesite que le refresque la mente, le llamaron "la actitud del Punk", bajista de los Sex Pistols; duró menos en labanda que lo haría Obama sin guardaespaldas en Tejas (este chiste me lo contaron el otro día y tenía ganas de hacerle algún simil) pero es un icono en nuestros días. El tío aporreaba la guitarra como un neardental pero la furia que desataba sobre un escenario era propia de la cólera de Lucifer. Acabó trabajando desastrosamente en solitario, ingresó en la cárcel por ser el supuesto asesino de su novia, pagó la fianza, salió del trullo, celebró una fiesta por ello, y se pillo una sobredosis de caballo, en el doble sentido. Entendereis ahora porque es un mito del punk: verdadera anarquía.

En estas llego a hablar del FIB que acaba de confirmar a The Killers como cabeza de cartel. Así como quien no quiere la cosa, sueltan las grandes bombas a bote pronto sin guardarse ningún as en la manga para Marzo y Abril; como se nota que no tienen competencia este año. Kings of Leon, Franz Ferdinand, Oasis y The Killers, suenan las cajas registradoras en Maraworld. ¿Mayor dosis de indie big bands supondrá un sacrificio de la calidad? Espero que no, yo mientras tanto espero el cartel de bandas menores, que es a donde me interesa ir. Renuncio a ver la parafernalia hortera de Brandon Flowers y cia, y ola de baile de Franz Ferdinand, aunque todo esta por ver, porque una vez vas cocido allí dentro no sabes donde acabas. Un consejo, si quereís un festival de verdad: el Primavera Sound.

2 comentarios:

~itziar~ dijo...

Bueno...esta tenía que comentarla...
Has osado a meterte con el gran, repito, gran Bruce Srprinteen.
Vale, estoy muy de acuerdo contigo en que el boss ya no es lo que era, han pasado muchos años desde discos memorables como Born to run, The river, Nerbraka,etc. Pero de ahí ha ponerlo a la altura del betún hay muchos pasos.
¿Que se está acomodando a un estilo que no es el suyo? bueno... tampoco te lo discuto, pero ha sido, es y será El Jefe. Por todos es sabido que los jefes pueden permitirse hacer de todo en su trabajo...

Perdón si sueno un poco borde, no ha sido mi intención. xD
Saludos!

DaniGarcia dijo...

ni mucho menos suenas borde...pare eso estamos para debatir...
lo que hemos dicho es q no es lo que era..no hemos cuestionado su indudable talento. "no es ni la sombra de lo q era en los 80" dije.